Mantener el rumbo de las campañas de inbound marketing como cliente

Las campañas de inbound marketing son difíciles de seguir.

Hay muchas partes en movimiento, las cosas pueden cambiar rápidamente y el más mínimo error de comunicación puede causar estragos.

Cuando se trata de mantener el rumbo de las campañas de inbound marketing, la confianza y la coherencia tanto del cliente como de la agencia son increíblemente importantes.

La frase «La coherencia es la clave» es un poco tópica, pero en este caso es realmente cierta.

Para aumentar el tráfico de los blogs o las redes sociales, por ejemplo, hay que publicar con regularidad, varias veces a la semana. Esto sólo es posible si la comunicación entre la agencia y el cliente es sólida.

Si una de las partes no está al tanto del trabajo, la campaña se retrasa rápidamente y los resultados se resienten.

Después de la coherencia viene el contexto.

Ayudar al cliente a entender cómo se vinculan las tácticas con la estrategia general y el resultado final ayudará a mejorar la comunicación. Informar sobre los resultados puede parecer ineficaz para los clientes a menos que haya una fuerte conexión con la forma en que las actividades han ayudado a cerrar clientes.

Hemos reunido las 5 cosas más importantes que hemos visto que frenan las campañas de inbound marketing y, por supuesto, las soluciones y los mejores consejos para superar estos problemas comunes.

1. Tono de voz de la marca

No estar seguro del tono de voz de tu marca crea ambigüedad sobre cómo debe «sonar» tu contenido y es una de las causas más comunes de que las campañas se desvíen de su curso.

Gran parte del problema con el tono de voz se debe a que las personas no se han establecido e investigado adecuadamente al principio.

En este blog, hablamos de cómo funciona la generación de leads inbound cuando se habla el idioma de la persona

Trabaja con tu agencia para acordar un tono de marca desde el principio. Una vez realizada la investigación de la persona, sabrás a quién quieres dirigirte y tendrás una mejor idea de la voz y el tono con el que resuenan.

Esto ayuda a la agencia a producir contenidos que sean fáciles de firmar: los títulos adecuados, los temas adecuados y el tono adecuado.

2. Demasiado contenido técnico

Los contenidos complejos y técnicos pueden ser importantes para los clientes potenciales que toman una decisión de compra.

Pero no todos los contenidos pueden ganar el premio Pulitzer.

Aparte del hecho de que llevaría demasiado tiempo intentar organizar el tiempo con un experto en la materia para cada pieza de contenido, los clientes potenciales en la fase inicial del viaje del comprador no quieren leer 1.500 palabras de detalles técnicos.

Quieren respuestas rápidas a problemas concretos.

A veces, el mejor contenido es el blog de 500-750 palabras optimizado para SEO que se centra en un tema concreto y es digerible. Decidir una estrategia de contenidos realista y adecuada puede ayudar tanto a la agencia como al cliente a conseguir el equilibrio adecuado.

3. Garantía de calidad frente a control

Ceder el control suele ser difícil para los clientes cuando les apasiona su negocio y lo que hacen. Pero la agencia está ahí para ayudar. No se puede hacer todo (uno, porque simplemente no tendrá tiempo) y no ceder el proceso de control de calidad es una forma segura de retrasar una campaña.

Por eso es importante tener una relación establecida entre el cliente y la agencia.

Si puedes confiar en tu agencia (y en tu propio equipo), puedes ceder el control y ellos pueden hacer todas esas cosas que tú no tienes tiempo de hacer, asegurando que estás produciendo contenido de calidad de forma regular.

4. Optimizar las comunicaciones y los procesos internos

La construcción de una relación entre el cliente y la agencia se basa en los puntos de contacto de ambas partes.

Como agencia, hemos visto que esto funciona muy bien… y no tan bien. ¿Cuándo no funciona?

Si hay demasiados puntos de contacto en el lado del cliente, puede resultar confuso y, en última instancia, ralentizar las cosas si todo el mundo quiere tener una visión general del contenido que se está produciendo.

Por otro lado, si sólo hay un punto de contacto en el lado del cliente, ¿Qué pasa cuando se va de vacaciones? A menudo, las campañas de inbound marketing que tienen éxito acaban paralizándose porque nadie más está al tanto.

Otra cuestión importante es: ¿el punto de contacto es el adecuado?

No contar con un equipo de marketing interno o, al menos, con una persona dedicada al marketing, puede ser un verdadero obstáculo. Cuando el contacto con el cliente es el director general o alguien con demasiada antigüedad, la aprobación de los materiales de marketing está al final de su lista de prioridades. Hay cosas más urgentes que surgen en los negocios y esto puede significar que nunca ganemos impulso.

Sin embargo, hay un punto óptimo. Como agencia, asegúrate de tener el punto de contacto adecuado que pueda hacer avanzar las cosas sin que se involucren demasiadas personas. Como cliente, asegúrate de que tus equipos están al tanto de lo que ocurre cuando no estás presente.

5. Tener una visión clara

Es esencial tener una visión clara de tu marketing. Cuando hay confusión o ambigüedad, los clientes son propensos a cambiar de opinión, lo que genera retrasos y pérdida de tiempo.

La mejor manera de superar este bloqueo es establecer objetivos.

Establecer objetivos SMART desde el principio ayuda a que tanto la agencia como el cliente se mantengan centrados y facilita que la agencia proporcione información sobre cómo ciertas actividades y servicios contribuyen a los objetivos generales. Esto significa que los clientes no cuestionan sus inversiones y eliminan elementos que sabemos que son fundamentales para el éxito.

Esto no significa que los objetivos no puedan cambiar o evolucionar. Revisar cada trimestre para comprobar si los objetivos siguen siendo relevantes es intrínseco para mantener esa visión clara. Actualizar los objetivos no es un problema siempre que tanto el cliente como la agencia tengan clara la dirección de la campaña.

En Smartbound, empezamos a trabajar contigo presentando una hoja de ruta de la estrategia a 12 meses para que conozcas y comprendas el enfoque exacto de hacia dónde nos dirigimos (incluso si los detalles se resuelven más adelante).

Al exponer la estrategia completa de inbound marketing de esta manera, tanto la agencia como el cliente comprenden perfectamente lo que hay que hacer y, lo que es igual de importante, les da la oportunidad de detectar los cuellos de botella y solucionar los posibles problemas antes de que se conviertan en un problema.

En última instancia, el éxito o el fracaso de una campaña se reduce a garantizar que todo se complete en el momento previsto para asegurar la coherencia en todos los canales.

Todo esto se reduce a la comunicación entre la agencia y el cliente y a comprobar que todo el mundo está en la misma línea (y dispuesto a mantener conversaciones a veces difíciles para que las cosas vuelvan a su cauce).

Agencia Inbound Marketing
Tags: